jueves, 23 de junio de 2016

Único.

Lo que menos me imaginaba es llegar a donde he llegado. Lo mejor de esta situación (y de todas las que he pasado) eres tú. El único que sabe como estoy con solo mirarme, el único que me entiende con solo escucharme hablar y el único con el que quiero pasar el resto de mis días.

lunes, 4 de enero de 2016

Mi sueño.

Otro día pensándote, escribiéndote, otro año más que dejamos atrás y otro año más para demostrarme lo increíble que eres.
En estos momentos estás durmiendo y sé que estás muy calentito. Estás tan calentito que de vez en cuando te destapas porque te entra calor. No sé en qué estarás soñando, aunque es verdad que muchas veces hablas en alto y escucho algunas palabras de a saber qué conversación. Pero la verdad es que me das muchísima tranquilidad cuando te veo dormir. Me despierto y lo primero que hago es buscarte y cuando ya te veo durmiendo, me quedo embobada mirándote y empiezo a darte besitos porque no puedo resistirme a ti.
No puedo resistirme a tu forma de ser, a tu forma de querer, de ver la vida, de jugar, de reír, de saber, de aprender y de divertir. Y es que eres tan importante para mi, que si te pasa algo me muero.
Todos los días desde que te conocí has estado en mi mente, y cada día tengo más seguro que eres tú la persona que quiero a mi lado el resto de mi vida y al que quiero ver crecer.

domingo, 14 de junio de 2015

Tú.

Quería darte las gracias por apoyarme en estos momentos. Donde todo me venía grande, y ahí estabas tú, sin saber el por qué y sin preguntar abrazándome, entendiéndome sin saber la razón. Como tú me has dicho "un ancla es el símbolo de la fuerza ". Eres tú el único por el que no me rindo y el que me da fuerza para seguir intentándolo. Por esto y muchas cosas más es por las que te elijo a ti para siempre, en mi vida. Eres el mejor, cariño. Te amo muy mil, tesoro.

domingo, 7 de junio de 2015

Ni te lo imaginarías.

Otra vez te marchas después de estar tanto tiempo juntos. Aunque no estés, has dejado tu aroma en mi camiseta y lo único que hago es olerla para que estés presente. Es increíble como abrazándonos se nos queda el olor del otro y esto hace que te eche más de menos y extrañe tus besos. También es increíble y no la primera vez que me pasa que voy por la calle y huelo un perfume parecido al tuyo y al instante pienso en ti inconscientemente. Es increíble lo que me provocas cuando te veo y estoy contigo, que ni te lo imaginarías. Aunque estemos minutos, horas, días, juntos, antes de que te vayas te estoy echando de menos, como de costumbre.

lunes, 1 de junio de 2015

Por ti.

Y te tengo hoy tan lejos que desde que te fuiste me haces falta. Es tan difícil estar sin ti que antes de que te hayas ido ya te estoy echando menos. Quería dedicarte una pequeña entrada, pero no es tan fácil. Todo lo que pienso y siento no puedo describirlo con palabras, solo sé demostrártelo y todo lo que te escriba, se queda corto. Definirte con la palabra increíble me sabe a poco y es que eres tan importante en mi vida, que solo pienso en un futuro juntos. Por ti, por mi, por nosotros.

jueves, 28 de mayo de 2015

GRANDE se queda pequeño.

Cada día que pasa veo más claro que quiero un futuro contigo. Sé que si necesito algo estás tú para ayudarme y dar todo lo que puedes y más. Eres tú el que se preocupa por como esté y por como haya pasado el día. Gracias a ti todos los días soy feliz porque cuando estoy contigo me siento tan protegida... Gracias por hacer que me enamore de una persona como tú porque eres increíble y me alegro de haberte encontrado después de esperarte durante tanto tiempo cuando estaba sola... Quiero decirte que eres mi pilar fundamental y que si a ti te pasa algo, se me cae el mundo encima. Gracias por consentirme de la forma en la que me consientes y por jugar conmigo cuando estoy mal para que se me suba el ánimo. Gracias por cuidarme de la forma en la que me cuidas porque yo sin duda voy a estar para ti en todo momento.

martes, 26 de mayo de 2015

Echar de menos es echar de más.

Es inexplicable lo que siento cuando te veo. Pasan los días y cada vez la despedida es más dura, me cuesta muchísimo separarme de ti, de tus besos y abrazos. Echo de menos todos esos pegos que solo tú y yo entendemos. Echo de menos verme reflejada en tus ojos, ese color pardo que tanto me gusta. Me encanta perderme por tu cuello y encontrar la salida en tu boca, pero lo que más me encanta eres tú entero. No te veo ningún defecto porque para mí eres perfecto. Estás hecho a mi medida y no diría que eres mi media naranja sino que eres la pieza que faltaba en mi puzzle para completarlo. Eres tú quien me ha visto llorar en mis peores momentos y has sido tú el que me ha alegrado con solo una sonrisa. Echo de menos que me cojas por la cintura, me atraigas hacia ti y nos besemos sin un sin fin. En definitiva, te echo de menos muy, más de lo que te imaginas.